Dale un twist a las tradiciones en tu fiesta de XV años

Adapta y adopta las tradiciones para hacer tu fiesta única

La fiesta de XV años comenzó como una tradición en América Latina. Sin embargo, ahora se ha extendido por todo el mundo por lo que representa. Se cree que este festejo inició en la época prehispánica, celebrando que las jóvenes alcanzaban la madurez y estaban listas para casarse y formar una familia. Actualmente, los XV son más un hito de paso entre niña y mujer.

Muchas chicas optan por una fiesta sin los ritos tradicionales como los chambelanes y el vestido. No obstante, con el paso del tiempo, las tradiciones de la fiesta de XV años se han ido modernizando y pueden adaptarse a cada personalidad. Entonces, si vas a hacer tus XV años y no sabes cómo abordar estas costumbres, a continuación, te decimos cómo puedes darles un twist.

La última muñeca

Es una de las costumbres más significativas. Simboliza esa transición de niña a mujer, lo que dejas atrás y la vida por delante. A estas alturas, ¿por qué querrías una muñeca? Piensa en que puede ser un tesoro en un futuro. Busca una muñeca que realmente te guste y sea única. Por ejemplo, elige una edición especial. De esta manera, te aseguras de que no sea dinero tirado a la basura y que no quedará al fondo del closet. Además, en un futuro podría valer mucho dinero.

El brindis

El brindis usualmente lo da el padre o el padrino. En este discurso agradecen a los presentes y celebran tus logros y mencionan sus deseos para tu futuro. Si prefieres que eso te lo digan en privado, ¿por qué no hacer tú el brindis?

El vestido

El típico vestido es largo, voluminoso, brillante, vistoso y usualmente de color rosa. Este es el aspecto que puedes hacer más tuyo. Puedes elegir el color, largo y diseño que quieras. Incluso puedes mandarlo a hacer. El vestido debe hacerte sentir cómoda y especial. Además, puedes elegir algo que, con unos pequeños arreglos, puedas usar después.

El vals

El vals con el padre es el momento más emotivo de la fiesta. Puedes eliminar a los chambelanes y bailar solo con él. Elige una canción que realmente te gusta. No tienes que quedarte con el tema de “La bella y la bestia”. Incluso, si tu papá quiere, podrían bailar algo más movido.

Recuerda que se trata de festejarte. Si algo no va contigo o te causa más dolores de cabeza que gozo, elimínalo o cámbialo. Realmente puedes incluir lo que tú quieras. Por ejemplo, en lugar de pastel, lleva un carrito de helados; en lugar de cena, lleva un food truck.

Haz de tu fiesta algo inolvidable. ¡Contáctanos!

×