Cómo planear la fiesta ideal de San Valentín

Valentín

El Día de San Valentín es una celebración especial dedicada a todos aquellos enamorados que deseen compartir un día único con sus seres queridos. Los 14 de febrero reflejan el amor y cariño que le tienes al otro con algún detalle. 

Estos detalles pueden ser muchos. Desde una cena romántica en tu propia casa, una fiesta con amigos o una noche tranquila de películas con comida a domicilio, el valor de los regalos y detalles en el Día de San Valentín tienen más que ver con la intención que con la cantidad de dinero que termines gastando. Porque no necesitas tirar la casa por la ventana para darle a tu amada o amado el 14 de febrero que se merecen, te dejamos algunos consejos que te pueden funcionar: 

Tips para planear la mejor fiesta en San Valentín

Piensa en sus gustos 

Antes de planear tu velada, pon atención y escucha a tu pareja para tener una idea de lo que podría gustarle. Considera si tu pareja disfruta salir a cenar o prefiere quedarse en casa, si le gustan los detalles hechos a mano o si prefiere recibir entradas para algún evento de su interés. De nada sirve gastar en algo que tu pareja no va a disfrutar, por lo que siempre es recomendable seguir tus instintos y basarte en lo que ya conoces de él o ella. Sugerimos mantenerte alejado de las sorpresas innovadoras o riesgosas para estas fechas. 

Presta atención a los detalles

A diferencia de otras celebraciones, en Día de San Valentín no existe una tradición precisa para lo que debes de hacer. Si bien las cenas románticas suelen ser parte de la norma, no son algo obligatorio para hacer que tu pareja pase un buen rato. La intención de las citas de San Valentín es sorprender a la otra persona con algo que no se esperaría, y que demuestre un interés y atención a sus propios gustos e intereses, aunque sea con algún detalle pequeño o hasta ridículo. Si planeas hacer una cena, considera incluir platillos que los recuerden a un momento específico de su relación. Si vas a regalarle algo, asegúrate de que este sea personalizado, o incluso puedes considerar hacer el regalo tú mismo. Concentrarte en los detalles más que en el regalo en sí es lo que verdaderamente hará la diferencia para tu cita perfecta de San Valentín. 

No te agobies y ¡sé tu mismo!

A pesar de que es una fecha importante a la cual se le atribuyen ciertas expectativas, la realidad es que no es más que otro día para poder demostrarle tu amor a ese alguien especial. Si los planes al final no pudieron llevarse a cabo como lo esperabas, organiza algo sencillo en donde puedan disfrutar de su día al máximo. Al final, lo importante es que ambos estén juntos para celebrar. 

Si deseas organizar una fiesta de San Valentín a lo grande con todos tus seres queridos, en IMITI podemos ayudarte. Somos expertos en crear todo tipo de fiestas en los mejores salones de eventos que se adaptan perfecto a tus expectativas. ¡Conócenos!

×