¿Cómo reprogramar tu evento?

La contingencia actual ha cambiado muchos planes. Eso incluye, reprogramar eventos. Muchas personas ya tenían grandes eventos planeados. Bodas, fines de curso, graduaciones, así como festejos de cumpleaños han tenido que replantearse. ¿Qué hacer en estos casos?

Hoy te queremos ayudar con

 Qué considerar para reprogramar un evento

  • Revisa con tu venue propuestas.

    Muchos lugares dedicados a los eventos esperan que estos ocurran. Esta contingencia también afectó sus planes. Así que revisa las opciones. Quizá no te puedan regresar tu anticipo. Pero sí pueden respetar los costos pactados previamente. Revisa también la posibilidad de reagendar hasta inicios del próximo año sin que haya cargo adicional.

 

  • ¿Cómo va a impactar la nueva fecha a tus invitados?

    Una boda o una graduación son eventos que ocurren una vez en la vida. Mucho tiempo de planeación se invierte en ellos. Revisa con tus invitados las posibilidades de mover la fecha, sobre todo si el evento iba a implicar viáticos y hospedajes. Considera que varias las aerolíneas y hoteles están siendo flexibles por la contingencia. Puedes negociar un paquete más barato para tus invitados o que dejen abiertas las fechas hasta dentro de varios meses.

  • Replantea el motivo del evento

    Quizá tu fiesta de cumpleaños te tenía emocionado pero ¿quién dijo que no te puedes dar una fiesta de no cumpleaños? Hasta se puede volver la temática de la misma. Lo importante es que no te preocupes demasiado por la fecha. Recuerda que el calendario es algo que inventamos nosotros. Así que podemos jugar con las fechas. Velo como una nueva oportunidad.

  • ¿Y el presupuesto?

    ¡No dejes que una contingencia te haga salirte demasiado del presupuesto inicial! Si bien es buena idea considerar un fondo de gastos de emergencia siempre que vayas a hacer un evento, que no sea pretexto para excederte. Esta contingencia actual está descontrolando los presupuestos del día a día de muchas personas. No te generes deudas innecesarias por “salvar” un evento.

  • No te estreses demasiado
    Estamos viviendo una situación única. Nadie estaba preparado para esto. Así que no dejes que la preocupación te rebase.

Por eso, reprogramar un evento no es una tragedia, ¡es una oportunidad! El quedarse en casa ahorita es la forma en que podemos evitar que la contingencia se prolongue mucho más. 

Puedes negociar con tus organizadores de eventos y tus invitados. Seguro entenderán. Particularmente, tus invitados, ¡piensa en la emoción que les dará volverse a ver! Ante todo, tranquilo. La salud es primero.

Recuerda que tu mejor celebración sucede en IMITI.